Asegurarte mientras corres

 

Hace poco escuché al ejecutivo de una importante empresa aseguradora hablar en un foro de innovación, de la posibilidad de ofrecer seguros instantáneos y sin exclusiones en el momento en que el usuario lo necesita. Además comentaba ejemplos de uso como:

“Estoy en mi habitación de hotel en una ciudad en la que me encuentro en viaje de negocios y voy a salir a correr por el parque. ¿Por qué no contratar en ese momento un seguro que me cubra de eventualidades que pudieran surgir mientras estoy corriendo?”

Otros ejemplos que surgieron en el debate fueron situaciones como irse a esquiar un fin de semana y contratar un seguro de esquí desde el propio dispositivo móvil, o comprarse un smartphone último modelo y contratar en el mismo instante un seguro que cubra una pérdida por robo y/o extravío o un accidente como rotura de pantalla.

Pero lo que realmente me entusiasmó de este debate fue la inmediatez de la propuesta. Que pueda ofrecerse y contratarse en el momento en el que surge la necesidad, así como los atractivos precios que se mencionaron de las primas que permitirían obtener tranquilidad a cambio de un precio menor que lo que gastarías en un café o una merienda.

Con esta idea en la cabeza me he lanzado en webs de España y de otros países para ver quien ofrecía los seguros más rápidos y fáciles de contratar, y me di cuenta de que el seguro instantáneo tal y como lo contaba mi amigo ejecutivo aún no está disponible, al menos no de esa manera tan mágica como lo contaba en el foro. Las únicas opciones que encontré me introducían en un cuestionario en el que he había que aportar tal cantidad de datos, que me hicieron desistir del intento, y desde luego de haber seguido adelante con el proceso habría perdido el atractivo que buscaba de la inmediatez.

Reflexionando un poco ante esta realidad me di cuenta de que las tecnologías existentes de Big Data, analítica avanzada y movilidad permiten dar soporte a esta idea de los seguros instantáneos, sin embargo desde el punto de vista técnico existen retos importantes como son el poder disponer del perfil del tomador, con el nivel de detalle necesario según la naturaleza del riesgo, el conocimiento de la propia naturaleza del riesgo y la integración con los sistemas de back office de la aseguradora.

Todos ellos son complejos cuando se consideran desde la óptica de la operativa y los sistemas existentes, por ello se hace necesario:


1/Enriquecer la relación de la compañía con el asegurado, para aumentar el conocimiento del mismo y de sus necesidades. Las aplicaciones móviles se revelan como un importantísimo instrumento, aunque no exclusivo, para este fin.

2/Establecer operaciones conjuntas con Entidades Bancarias o con empresas de Telecomunicaciones que disponen de una gran base de clientes y de un conocimiento detallado de los mismos y sus necesidades e intereses, además de los medios técnicos y legales para realizar estas contrataciones instantáneas.

3/ Dotar de una arquitectura de API’s a los sistemas de back office, que facilite la interacción con las aplicaciones de movilidad.


Aun siendo consciente de la complejidad que conlleva, sigo ilusionado pensando cuando será la próxima vez que vaya a salir a correr fuera de mi entorno habitual y me encuentre con una oferta de mi aseguradora o mi banco de confianza que me de cobertura y seguridad mientras disfruto de mi actividad, por un euro. Éste es el reto que planteaba mi amigo el ejecutivo

Créditos de imagen: Sergey Skripnikov / 123RF Foto de archivo

 

Al finalizar los estudios de Telecomunicación fui ubicado un poco por azar en el área de comercialización y me di cuenta que disfrutaba en la relación con otras personas con el objetivo común de ayudarles a mejorar aspectos de su actividad relacionados con la tecnología. Desde entonces me he dedicado al área comercial en empresas de tecnología. Actualmente trabajo como Director Comercial de FutureSpace donde he descubierto como la más avanzada tecnología aplicada a situaciones concretas de negocio en sectores específicos, es capaz de generar grandes ventajas. Me gusta reflexionar sobre experiencias concretas en este campo y compartir lo aprendido en las redes sociales y en mis clases de comercialización en la EAE Business School.