El análisis de procesos como respuesta a la Transformación Digital

 

La transformación digital no sólo ha supuesto un cambio en la sociedad, sino que también ha propiciado un importante desarrollo en todos los ámbitos de la industria. Esta revolución conlleva que actualmente nos encontramos en un entorno que se ha denominado VUCA, que incorpora variables de negocio antes desconocidas como: volatility, uncertainity,complexity y ambiguity.

Volatility: Un mercado mas dinámico y cambiante implica unos mayores esfuerzos para adaptase a los cambios, las metodologías que aplicaban antes han de ser adaptadas a las nuevas reglas de juego para mantener la competitividad.

Uncertainity: La volatilidad y falta de predictibilidad del entorno pueden causar que la toma de decisiones no tenga una base sólida y estable, de este modo una decisión tomada de forma equivocada puede tener grandes consecuencias.

Complexity: Un entorno de una complejidad creciente, requiere procesos y métodos más complejos para su estudio, si lo que se pretende es tener un modelo válido y lo mas real posible del negocio, que ayude a enfocar los esfuerzos en la dirección correcta.

Ambiguity: Con la complejidad crece la dificultad de interpretar el entorno, lo que puede llevar a ideas equivocadas, causando a su vez causa la toma de decisiones en la dirección errónea.

 

Respuesta a las nuevas variables

Para el crecimiento de las compañías resulta crucial incorporar nuevos mecanismos que den soporte, tengan muy en cuenta estas variables y permitan establecer bases sólidas en de apoyo para acometer los nuevos retos de incremento en ventas y eficiencia operacional.

Los sistemas desarrollados bajo la incorporación de la tecnología dejan un rastro que no siempre se aprovecha, y que sin embargo tiene un valor incalculable, ya que es el que reporta la información necesaria para un crecimiento guiado e inteligente.

Recopilando la información reportada por los sistemas, se realiza un proceso mediante el que a través de la fecha, un identificador que permita trazar el evento y los diferentes estados por los que pasa dicho evento, se puede obtener el mapa real de los sistemas.

En base a algoritmos ampliamente conocidos y aplicando nuevas técnicas de almacenamiento y procesamiento, ya se están obteniendo importantes resultados en campos como la ciberseguridad, la gestión de incidencias, el análisis de sistemas legados y el análisis del comportamiento. Podemos decir que incluso se esperan grandes evoluciones en campos como el marketing y en experiencia de usuario.

 

El Análisis de procesos como herramienta

En el caso práctico de la gestión de incidencias, la experiencia ha demostrado que sobre la analítica se pueden agregar nuevas variables que ya no sólo presentan nuevas perspectivas sobre la información, sino que también permiten obtener KPI’s (Key Performance Indicator, o Indicador Clave de Rendimiento) de negocio en la propia ejecución del proceso, que van más allá de las tradicionales medidas que se obtienen con el análisis final de las métricas.

El análisis de los procesos se ha integrado en herramientas concebidas para el análisis de fraude, pero que está dando grandes resultados también en la analítica de procesos, en la detección de patrones de los grupos resolutores de incidencias, en los comportamientos geográficos, etcétera.

Así pues, se han depositado grandes esperanzas en estos nuevos casos de uso, y un ejemplo sería el de la ciberseguridad, en el que tener sistemas activos que permitan la detección de anomalías y la integración de nuevas reglas de negocio resulta vital.

Como conclusión, para adaptar las compañías a un mundo cada vez mas volátil y complejo, es necesario contar y adaptarse al uso de herramientas y metodologías que minimicen la incertidumbre y la ambigüedad.

Investigar, comprender y crear nuevas perspectivas es el motor inagotable que me mueve personal y profesionalmente. Product Manager en el área de Analytics, en la que nos encargamos de dar nuevas formas y analíticas a los procesos, a los datos y la información no estructurada.